Farmacia

El servicio está integrado por un Jefe de Servicio Farmacéutico, un coordinador administrativo, cinco técnicos en farmacia y un auxiliar idóneo en farmacia.

Está ubicado en el edificio vecino a la planta principal de la Clínica. Posee un amplio espacio que permite la división funcional en áreas: de medicamentos, soluciones parenterales, descartables y otros materiales. Las heladeras donde se guardan los medicamentos que requieren frío tienen un estricto control de temperatura que se planilla diariamente.

La Clínica de la Esperanza posee una Guía Farmacoterapéutica de Internación (GFT) en la que se incluyen las drogas requeridas por el equipo asistencial para las diferentes patologías. La GFT se actualiza semestralmente existiendo un formulario de inclusión/exclusión a cargo de un Comité de Vademécum Ad-Hoc que se convoca a tal efecto, con la participación de los Jefes de Servicio y Departamento. Existe un vademécum de material descartable y soluciones parenterales que contienen los insumos necesarios según los requerimientos del personal médico y de enfermería.

Todos los medicamentos que ingresan al servicio poseen el certificado correspondiente, número de lote y vencimiento. La política de la Institución es la adquisición con un vencimiento no menor a seis meses.

La indicación médica de cada paciente es procesada por el personal de enfermería a través del programa de Farmacia y recibida electrónicamente en la misma. Cada indicación tiene el nombre y apellido del paciente, historia clínica, proveniencia o pertenencia, número de habitación y cama, fecha y hora. Estas indicaciones son revisadas diariamente por el personal de Farmacia, supervisados por el Jefe Farmacéutico. Antes de la dispensación, se verifican dosis, intervalos entre dosis e interacciones (en caso de que existan).

La entrega de medicamentos a las diferentes áreas de internación es por 24 hs. (dosis unitaria), y se lleva a cabo en recipientes individuales con la correspondiente identificación del paciente. Cada área de internación tiene una reserva de material descartable y soluciones parenterales que se reponen dos veces por semana, debidamente protocolizado.

Una vez entregada la medicación, material descartable y soluciones parenterales, se procesa la información a través del sistema de cómputos. Se obtienen así datos sobre consumo por paciente, por servicio, por prestatario y las medias de uso entre otros datos.

 

Desarrollado por
Diseño y Desarrollo: Agencia Sump